Todo Sobre El Viaje Navegando con el mapa en un campo abierto - Todo Sobre El Viaje Banner

Suetonio


Suetonio
Suetonio fue secretario e historiador de Adrián, emperador de Roma, del 117 al 138 d.C. En referencia al emperador Claudio (41 al 54 d.C) y a los disturbios de Roma del 49 d.C., Suetonio escribió:

    Como los judíos estaban efectuando disturbios constantemente instigados por Chrestus [Cristo], él [Claudio] los expulsó de Roma. 1
Interesantemente, Hechos 18:2 relata que Pablo conoció a Aquila y a su mujer, Priscilla, poco después de irse de Italia, porque Claudio los había expulsado.

Más tarde, Suetonio escribió acerca del gran incendio de Roma en el 64 d.C.:
    El castigo de Nerón fue impuesto sobre los cristianos, una clase de hombres dados a una nueva y maliciosa superstición. 2
Mara Bar-Serapión, un filósofo estoico de Siria, escribió esta carta a su hijo desde prisión en algún momento después del 70 d.C.:
    ¿Qué ganaron los atenienses con condenar a muerte a Sócrates? Hambruna y plaga cayeron sobre ellos como castigo por su crimen. ¿Qué ganaron los hombres de Samos con quemar a Pitágoras? En un momento su tierra fue cubierta de arena. ¿Qué ganaron los judíos con ejecutar a su rey sabio? Fue poco después de eso que su reino fue abolido. Dios vengó justamente a esos tres hombres sabios: Los atenienses murieron de hambre; los samios fueron vencidos por el mar; los judíos, arruinados y expulsados de su tierra, viven en completa dispersión. Pero Sócrates no murió del todo; él continuó viviendo en la estatua de Platón. Pitágoras no murió del todo; él continuó viviendo en la estatua de Eras. El rey sabio tampoco murió del todo; continuó viviendo en las enseñanzas que impartió. 3
Esta carta se refiere a Jesús como el "rey sabio." El autor no es obviamente un cristiano porque coloca a Jesús al mismo nivel de Sócrates y Pitágoras. Imparcial en su alusión a Jesús y la iglesia, esta carta es una referencia histórica valiosa en lo referente a la historicidad de Jesús.

Luciano de Samosata fue un filósofo griego del segundo siglo. Este texto conservado es obviamente satírico, pero es una "fuente extra-bíblica" poderosa.
    Los cristianos, tú sabes, adoran a un hombre hasta la fecha -- el distinguido personaje que introdujo sus novedosos ritos, y fue crucificado por ello... Mira, estas equivocadas criaturas comenzaron con la convicción general de que eran inmortales por toda la eternidad, lo cual explica su desdén a la muerte y la auto-devoción voluntaria que son tan comunes entre ellos; y luego fueron convencidos por su propio dador de la ley de que todos son hermanos desde el momento en que se convierten, y de negar los dioses de Grecia, y de adorar al sabio crucificado, y de vivir por sus leyes. Todo esto lo hacen por fe, como resultado desprecian todos los bienes materiales por igual, estimándolos simplemente como propiedad comunitaria.4
Este trozo es, a lo sumo, poco halagador, pero confirma absolutamente la persona de Jesucristo ("el sabio crucificado") y la supervivencia de la iglesia cristiana en el segundo siglo.

¡Lea más ahora!

1 Suetonio: Life of Claudius, 25.4. Ver también: McDowell: New Evidence that Demands a Verdict, 121-122.
2 Suetonio: Lives of the Caesars, 26.2. Ver también: Ibid.
3 British Museum Syriac Manuscript, Addition 14, 658. Ver también: Eastman & Smith, The Search for Messiah, 251-252.
4 Lucian of Samosata: "Death of Pelegrine," The Works of Lucian of Samosata, 4 vols. Trans. By H.W. Fowler and F.G. Fowler, Clarendon Press, 1949, 11-13.



How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutTheJourney.org, Todos los Derechos Reservados