Todo Sobre El Viaje Navegando con el mapa en un campo abierto - Todo Sobre El Viaje Banner

Cornelio Tácito


Cornelio Tácito
Comencé con Cornelio Tácito, el historiador romano, ya que acababa de leer su pequeño pero impactante trozo sobre Poncio Pilatos y Christus (Cristo)...

Cornelio Tácito (c. 55 - 120 d.C.) fue considerado un gran historiador de la antigua Roma. Su obra maestra, Anales, consiste en un juego de dos volúmenes (capítulos 1-6, con un manuscrito conservado; y capítulos 11-16, conocidos como Historiae, con 32 manuscritos conservados). 1

Como antecedente, el 19 de julio del 64 d.C., comenzó un incendio en Roma que ardió por nueve días, destruyendo finalmente casi tres cuartos de la ciudad. De acuerdo con Tácito, corrieron rumores de que el incendio fue planeado por el mismo maligno e inestable emperador Nerón. En respuesta, Nerón creó una distracción ordenando la tortura y ejecución de los cristianos.

    Consecuentemente, para deshacerse del reporte, Nerón adjudicó la culpa e infligió las torturas más refinadas en una clase odiada por sus abominaciones, llamados cristianos por el populacho. Cristo, de quien se originó el nombre, sufrió la pena capital durante el reinado de Tiberio a manos de uno de sus procuradores, Poncio Pilatos, y una superstición muy maliciosa, de esta forma reprimida por el momento, de nuevo surgió no sólo en Judea, la primera fuente de maldad, sino hasta en Roma, en donde todas las cosas abominables y vergonzosas de todos los lugares del mundo encuentran su centro y se popularizan. Consecuentemente, primeramente fueron arrestados todos aquellos que se confesaron culpables; luego, gracias a la información de éstos, fue condenada una multitud inmensa, no tanto por el crimen de prender fuego a la ciudad, sino por el de odio contra la humanidad. Toda suerte de burlas fue añadida a sus muertes. Cubiertos con pieles de animales, fueron despedazados por perros y perecieron, o fueron clavados en cruces, o condenados a las llamas y quemados para servir como iluminación nocturna cuando la luz del día se había extinguido. Nerón prestó sus jardines para el espectáculo, y exhibió un espectáculo en el circo, mientras que se mezclaba entre la gente vestido de conductor de carros (auriga) o permanecía de pie en un carro. Debido a esto, hasta por criminales que merecían el castigo extremo y ejemplar, surgió un sentimiento de compasión; porque no era, como parecía, que estaban siendo destruidos por el bien de la gente, sino por los excesos de crueldad de un hombre. 2
Viniendo de Cornelio Tácito, probablemente el principal historiador romano de la época, no hay duda de que los cristianos existieron en el 64 d.C. Adicionalmente, enfrentaron una "persecución abominable" por su creencia en Cristo, una figura histórica verdadera, quien fuera ejecutado en Judea durante el reinado de Tiberio, a manos de Poncio Pilatos.

¡Lea más ahora!

1 Una traducción creíble de estos dos juegos conservados de capítulos está disponible en el sitio web de MIT: http://classics.mit.edu/Tacitus/annals.html.
2 Tacitus, Annales, Historiae, Capítulo 15, párrafos 54 y 55.



How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutTheJourney.org, Todos los Derechos Reservados